Bichectomía

Duración

permanente

Hospitalización

ambulatoria

Anestesia

local

Recuperación

2-3 días

Resultados

inmediatos

Tiempo

30 min

Precio

desde 1.199 €

Financiación

hasta 60 meses

La bichectomía, también conocida como cirugía de mejillas, es un procedimiento que busca perfilar el rostro mediante la eliminación de las bolsas que almacenan grasa en las mejillas. A estas bolsas se les conoce como bolsas de bichat, de ahí el nombre del procedimiento. De esta manera se logra crear la ilusión de un rostro más alargado, delgado y con mejores ángulos.

El procedimiento consiste en la extracción, mediante una intervención quirúrgica de carácter menor, de las llamadas bolas de Bichat, unas glándulas de tejido graso que se encuentran en las mejillas, justo por debajo de los pómulos, y separadas completamente de otros tejidos. La cirugía es de carácter menor, pues se trata de unos simples cortes que se realizan en la parte interna de las mejillas.

Bichectomía: antes y después

Solicita tu diagnóstico online gratuito

Quién puede hacerse una bichectomía

Todos tenemos bolsas de bichat cargadas de grasa desde que nacemos, de hecho las mejillas robustas nos hacen lucir adorables cuando somos pequeños. Pero a medida que crecemos estas mejillas se van reduciendo y de hecho se considera favorecedor pues el estándar de belleza actual es el de un rostro fino y perfilado. Por eso, existe la bichectomía, indicada para personas cuyas bolsas de bicaht no se redujeron lo suficiente durante el crecimiento.

Es recomendable que a este proceso se sometan personas mayores de 18 años con un peso normal. No es recomendable en personas con sobrepeso u obesidad. Tampoco se recomienda en pacientes mayores de 45 años, ya que a esta edad se presenta una reducción significativa de las bolsas de Bichat, y la cirugía solo podría promover el envejecimiento del rostro. Cada caso es diferente, así que para esta intervención es necesario pasar por una valoración previa.

Ventajas de la bichectomía

  • Alarga y adelgaza la cara.
  • Convierte un rostro redondo en uno corte de diamante.
  • Es una cirugía ambulatoria.
  • Corto periodo de recuperación.
  • Las cicatrices son invisibles, ya que las incisiones son realizadas por dentro de la mejilla.
  • Cuidados posoperatorios

    Esta es una cirugía ambulatoria que no requiere de la hospitalización del paciente, pero sí de un reposo de al menos 3 días. Para evitar la aparición de hematomas, el paciente debe dejarse la venda compresora por al menos dos horas después de la cirugía.

    La hinchazón es normal y puede tratarse con hielo durante 15 minutos cada 4 horas. Se debe mantener la higiene bucal, y se recomienda enjuagarse con agua con sal cada 12 horas para limpiar las heridas quirúrgicas. Por otro lado, el cirujano te prescribirá cierta medicación que debes seguir al pie de la letra.

    Los especialistas recomiendan extender el reposo hasta 5 días, luego de eso puedes volver a tus actividades normales, pero es importante que protejas la piel del rostro con protector solar si te vas a exponer al sol.

    Evidentemente este es un procedimiento ambulatorio que aunque es sencillo, se debe hacer de la mano de expertos en medicina y cirugía estética. Por fortuna, en clínicas Love puedes encontrar a un equipo de expertos que pueden ayudarte a perfilar tu rostro, con los mejores resultados. Cuando se trata de tu salud y tu imagen, es mejor contar con las manos más calificadas.

¡Llámanos!